La capacitación como una inversión para la reactivación económica

La pandemia que afecta a Chile y al mundo entero golpeó, sin dudas, gravemente a la economía nacional. 

Gracias a una encuesta COVID realizada por iniciativa de la red de Observatorios Laborales liderada por SENCE, ejecutada por la Universidad de Los Lagos y financiada por OTIC SOFOFA,  observamos que los sectores más azotados por la pandemia corresponden a la construcción, comercio, alojamiento y restaurantes; y de estos rubros un 95 %  corresponde a micro y medianas empresas, de las cuales un 58% ha debido cerrar o se encuentra en proceso de término. Las MIPE señalan que sus ventas se han visto reducidas en un 75%, o que simplemente no han podido vender. El sector emprendedor de nuestro país muestra una paralización de un 30%, y un 51% funciona con grandes dificultades (disminución de clientes, complicaciones en la adquisición de insumos de producción, falta de liquidez entre otros).

Frente a estos graves conflictos, el Estado entrega una serie de medidas paliativas entre las que encontramos:

  • Financiamiento Pymes.
  • Apoyo a empresas estratégicas.
  • Facilitación de acceso al crédito.
  • Teletrabajo en el sector público.
  • Constitución de mesa de trabajo con organizaciones gremiales.
  • Fomento de la inversión privada.
  • Fondo de reconversión y capacitación.
  • Subsidio al Empleo

El subsidio al empleo puede ser una de las medidas que más beneficia directamente a los trabajadores/as de Chile. Mediante del Plan Regresa y el Plan Contrata, el Estado entrega dinero a los empleadores que reintegren a los trabajadores que vieron su contrato suspendido, y también a aquellos emprendedores que contraten nuevo personal (considerando una mayor proporción de recursos para la contratación de mujeres). 

Sin embargo, para que la reactivación económica nos encuentre lo más rápido posible, es necesario implementar todas las medidas que impulsen a las empresas y negocios volver a ser parte de una competencia eficiente. De este modo, la capacitación se considera fundamental para un ejercicio eficiente y eficaz de las funciones. Cuando las empresas muestran interés por el desarrollo profesional y/o académico de sus colaboradores, generan un vínculo, un compromiso del trabajador con su organización. La capacitación permanente en las empresas es un factor de desarrollo, de aumento de la competitividad, de mayor rentabilidad en los procesos productivos. Entregarles a los trabajadores las herramientas necesarias y útiles para el ejercicio de sus funciones mejora los tiempos de respuesta, agiliza los procesos, aumenta la seguridad para ejercer sus actividades. La capacitación se visualiza entonces, como una inversión para el capital humano de las empresas.

Fuentes

 www.gob.cl

www.ulagos.cl/2020/06/segun-encuesta-covid-el-comercio-y-el-turismo-son-los-sectores-mas-afectados-con-la-pandemia/

+2

2 comentarios en “La capacitación como una inversión para la reactivación económica”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *