Precauciones estándar en el uso de Elementos de Protección Personal para equipos de salud

Las precauciones estándar se emplean en el cuidado de pacientes, independientemente de su diagnóstico o estado de infección. Las precauciones basadas en el mecanismo de transmisión se emplean cuando las medidas de precaución estándar no son suficientes para interrumpir la transmisión de un agente infeccioso. Además de las precauciones estándar, en la atención de pacientes con sospecha o
confirmación de COVID-19, se deben aplicar las precauciones basadas en la transmisión por gotas y por contacto. En caso de realizar procedimientos con generación de aerosoles se deben establecer además las precauciones de transmisión aérea.
3.1. Precauciones de transmisión por contacto
• Se aplican para prevenir la transmisión de agentes infecciosos que se diseminan por contacto directo, especialmente con las manos, o por el contacto indirecto con objetos contaminados.
• Es la vía de transmisión más frecuente en los agentes infecciosos.
3.2. Precauciones de transmisión por gotas
• Se aplican para reducir de riesgo de transmisión de agentes infecciosos que se diseminan en partículas de más de 5 micras de diámetro emitidas desde la vía respiratoria de una persona directamente a la superficie de la mucosa o conjuntiva de otra. Las gotas penetran en el sistema respiratorio por encima del nivel alveolar.
• La distancia máxima para la transmisión por gotas no se ha determinado, habitualmente se emplea una distancia aproximada de un metro alrededor del individuo enfermo, sin embargo, aplicando una perspectiva de precaución pueden emplearse los dos metros como el área de riesgo. Por lo tanto, debe facilitarse el distanciamiento de 2 metros siempre que sea posible.
3.3. Precauciones de transmisión aérea
• Se aplican para prevenir la transmisión de agentes infecciosos que se diseminan sin tener necesariamente un contacto cercano, a través de aerosoles, por gotas de menos de 5 micras de diámetro, desde el tracto respiratorio de un individuo directamente
sobre una superficie mucosa o conjuntivas de otro individuo o con la inhalación de las partículas que puedan quedar en suspensión en el aire del entorno del paciente. Esta forma de transmisión requiere el uso de protección respiratoria.
3.4. Duración de las medidas de control de la infección
• La duración de las medidas dependerá de varios factores como el estado basal, la gravedad del cuadro o la pertenencia a un grupo de riesgo. Los criterios pueden variar según avanza el conocimiento científico de la infección y la utilidad de las pruebas diagnósticas.

Profundiza tus conocimientos con nuestro Curso Uso de los Elementos de Protección Personal para equipos de salud y de atención comunitaria (EPP).

Activar edición

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *